Asociacion Peruana de Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias
Alzheimer

¿ME OLVIDO TENGO ALZHEIMER?

Alzheimer

RAZONES PARA OLVIDAR

Los olvidos se dan en todas las edades y las personas podemos olvidar por muchas razones.
A partir de los 50 años las causas más frecuentes son:

  • Envejecimiento. El envejecimiento cerebral se inicia a partir de la década de los 40 años. Es más lento el aprendizaje y el recordar. Es frecuente decir “lo tengo en la punta de la lengua”, “para que vine?” “donde lo deje? “. Sin embargo con un poco de tiempo y esfuerzo la persona recuerda y los olvidos no repercuten en nuestra vida, en nuestro funcionamiento. Sin embargo, si los olvidos se hacen cada vez más frecuentes e importantes hay que hacerse una evaluación, un despistaje de memoria, para determinar la causa de los olvidos.
  • Déficit de atención, trastorno que arrastramos desde la niñez o juventud. Son los que llamamos “distraído”, “volado”, “paras en las nubes”. Predominan la distracción, olvidos, sobre todo de cosas que no son importantes para la persona, pero recuerda bastante bien y tienen gran concentración en aquellas cosas que le interesan, motiva.
  • Ansiedad, estrés. La ansiedad, preocupaciones, problemas, conflictos, pueden hacer que nuestra memoria falle. Nuestra actividad mental está centrada en el problema y como resolverlo. Usualmente estos casos se acompañan de depresión y requiere intervención psicoterapéutica y/o psicofarmacológica.
  • Depresión. Cuando la depresión es muy grande, muy intensa puede cursar con problemas de memoria y a estos casos se les conoce como “pseudodemencia”. En los casos de pseudodemencia (falsa demencia), al remitir el cuadro depresivo usualmente cesan los olvidos. Sin embargo no siempre es así, hay casos en los que el cuadro depresivo mejora y se quedan los olvidos, los problemas de memoria. Por ello es importante hacer una evaluación especializada tempranamente y hacer el seguimiento del caso para hacer el diagnóstico a tiempo y dar el tratamiento adecuado. La juventud y adultez temprana son las etapas donde se presenta con frecuencia la depresión por primera vez; sin embargo existe la depresión de inicio tardío (inicio después de los 50 años) que cursa con olvidos y que con mucha frecuencia deriva en demencia, la más frecuente Alzheimer.
  • Medicamentos. Hay fármacos que propician o aumentan los olvidos, entre ellos los sedantes, hipnóticos del tipo de benzodiazepinas. Por eso es importante no automedicarse.
  • Enfermedades médicas. Hay condiciones médicas que influyen en el rendimiento de la memoria por ejemplo: deficiencia de vitamina B, hipotiroidismo entre otras.

* NO TODO OLVIDO SIGNIFICA TENER ALZHEIMER
* TODO OLVIDO DEBE DE SER EVALUADO POR UN ESPECIALISTA PARA QUE DETERMINE LA CAUSA.
* LA DEPRESION DE INICIO TARDIO ES UN FACTOR DE RIESGO PARA ALZHEIMER

Alzheimer

DEPRESION

La depresión es un trastorno del afecto en el que cambia el humor, este se caracteriza por tristeza, pena, “apagamiento”, a veces irritabilidad. Se asocian ( no necesariamente todo tiene que estar presente): falta de energía; alteración del sueño y apetito; disminución de la capacidad placentera; sentimientos de culpa; ideas relacionadas a la muerte; llanto; disminución en la comunicación; quejas de problemas de salud; olvidos, falta de concentración; descuido en el arreglo personal; disminución en el rendimiento laboral, intelectual, familiar, social.

La depresión puede ser de inicio temprano y de inicio tardío (después de los 50 años). La depresión de inicio tardío usualmente cursa con problemas en la memoria, en la concentración y con frecuencia constituyen el preámbulo o la carta de presentación de la demencia; por ello se le considera un factor de riesgo para demencia, la más frecuente Alzheimer. A veces la depresión de este tipo coincide con el fallecimiento de la pareja o un evento adverso en la vida del paciente y los cambios que la familia observa son generalmente interpretados durante años como depresión. Es más hay casos que durante años reciben tratamiento antidepresivo, al principio mejoran un poco pero se estancan y lo que sucede es que en todo ese tiempo se instala el Alzheimer.

Toda depresión de inicio tardío debe hacernos pensar que detrás hay un cuadro de Alzheimer que se está instalando clínicamente y por ello es urgente la evaluación y seguimiento del caso por un especialista.

DETERIORO COGNITIVO LEVE (DCL)

Alzheimer

Entre el envejecimiento cerebral y la Enfermedad de Alzheimer existe un estadío llamado “Deterioro Cognitivo Leve”. En este estadío también conocido como pre-Alzheimer, los problemas de memoria y/o de otras funciones intelectuales son más acentuados de lo que corresponde a una persona de la misma edad y grado de instrucción. El DCL más frecuente es el de tipo amnésico, es decir el que cursa con olvidos. La persona portadora de DCL, con frecuencia da cuenta que se está olvidando y los que están a su alrededor advierten los olvidos. Sin embargo, el funcionamiento en otras áreas es bueno. En este estadío se puede hacer mucho por el paciente, por ello es urgente un despistaje de memoria, para determinar la causa de los olvidos e iniciar ya un tratamiento.

OLVIDOS EN EL ALZHEIMER

Se caracterizan porque:

  • Al principio se olvidan de lo reciente y recuerdan bien el pasado. Esto hace que se tornen repetitivos y pregunten a cada rato lo mismo. El recordar el pasado (colegio donde estudio, lugar donde vivión, etc) puede confundir a la familia. Con el avance de la enfermedad el olvido es de los reciente y del pasado.
  • Progresivamente van aumentando de frecuencia e importancia. No solo es el olvido de donde puso las cosas sino es el olvido de la clave de la tarjeta bancaria, donde se puso el dinero que acaba de cobrar, todos los ingredientes de una comida que durante años ha preparado, el contenido de la clase a dicta, etc.
  • Los olvidos del Alzheimer afectan el funcionamiento de la persona en todos los niveles: personal, laboral, social, familiar.

Actualmente existen tratamientos que ayudan a mejorar la memoria.